loading
0

Descubre PEFC, certificación forestal

Cuando un cliente busca un producto, no solo quiere sentirse respaldado por las mejores calidades y seguridades, exclusividad en su diseño o incluso más allá, el trato personalizado por parte de sus trabajadores, sino que también quiere encontrar una responsabilidad medioambiental que cuide el espacio donde vive. No actuar de manera lógica y coherente, a día de hoy, no es justificable cuando estamos rodeados de tanta información y posibilidades para poder colaborar con la preservación de nuestra tierra.
Pero, no solo es una visión del consumidor, sino de los propios productores. No es el público final el que pretende tener en sus casas un diseño realizado con materiales que colaboran a este hecho, sino que también quienes los proveen, fabrican o trabajamos con ellos, perseguimos un compromiso basado en la responsabilidad social y ambiental. 
Actualmente, existen sistemas que nos ayudan a poder ofrecer estos servicios de la manera que queremos. 

¿A qué nos referimos con sostenibilidad?
Seguramente habrás escuchado muy a menudo el término “sostenibilidad” o “sostenible”, pero aún sabiendo qué puede definir, no conoces bien todo lo que abarca y por qué es importante tener sus principios muy en cuenta. 
Nos referimos a sostenibilidad cuando hablamos del desarrollo sin comprometer las necesidades de futuras generaciones, es decir, que podamos ser conscientes que el medio ambiente no es una fuente inagotable para explotar sus recursos, sino que hay que conservarlos, preservarlos y protegerlos. Este término no solo se refiere al sistema medioambiental, sino que es una filosofía que se extiende a cualquier aspecto. 

¿Y la sostenibilidad ambiental?
La sostenibilidad ambiental abarca mucho más, pues es la encargada de equilibrar todas las funciones, ya que pretende que el ser humano tome responsabilidad y se conviertan nuestras acciones en un pensamiento global, que todos podamos ser partícipes y construyamos un planeta mejor. 

Pero, para que podamos actuar en consecuencia, es fundamental que tengamos ciertas acciones en cuenta: 
●    Debemos ser conscientes de los productos que consumimos y los materiales de los que están hechos. Por ejemplo, en Armazones utilizamos maderas certificadas por PEFC. Prestar atención a nuestros hábitos de consumo ayudará a cumplir los objetivos. 
●    Educación e información a través de todos los medios desde donde se puedan aportar datos.
● Fomentar el interés y despertarlo por el cuidado de la naturaleza y la importancia del respeto medioambiental, a través de mensajes que indiquen la práctica de estas acciones. 

PEFC, ¿Qué es?
Como antes hemos comentado, nuestros materiales están respaldados por una certificadora que ayuda a que todos estos principios, sean protegidos. PEFC es un sistema de certificación forestal con el fin de que todos sus bosques donde provienen las maderas, sean gestionados de manera responsable y las funciones que pueden ofrecer estén protegidas, tanto en el presente como en el futuro. 
Se rigen a través de unas normas comunes que han sido previamente acordadas internacionalmente con todos los sistemas de trabajo que intervienen en el proceso de transformación de productos forestales.

Todos los productos considerados forestales, como las maderas que se utilizan para realizar nuestros armazones, garantizan que son de bosques gestionados de forma sostenible y certificados bajo PEFC, combatiendo así la corta ilegal y desarrollando otras funciones de protección forestal como: 
-Apoyar el mantenimiento de ecosistemas y a la diversidad biológica.
-Generar una importante industria de transformación y funcionar como base económica de poblaciones rurales. 
-Crecer en el reconocimiento cultural y social y ser un papel fundamental en el ámbito. 

¿Qué define a PEFC?
PEFC cuenta con datos demostrados donde se indican que el 65% de los bosques certificados en el mundo son PEFC. Un total de 304 millones de hectáreas bajo el sello y con una creciente evolución de su superficie en España. En el año 2017, se alcanzaron las 186.013 hectáreas con 2754 gestores/propietarios e incrementando notablemente por CCAA. Consta que un 9% respecto a los últimos meses ha sido incrementado, llegando ya a la cifra total de 2.153.431 hectáreas. Y, sus últimos datos recogidos, la convierten en el sistema de certificación forestal más implantado en el mundo, ya que gracias a sus diferentes formas de certificación, ofrece una gran variedad de adaptación. 

PEFC crece cada día su superficie forestal certificada y también en el número de empresas y organizaciones que apuestan por ella bajo su visión de compromiso con la sostenibilidad forestal. Su trabajo es constante para concienciar sobre la importancia de los árboles y bosques.

La diferencia
Es responsabilidad de todos crear hábitos de consumo que promuevan la preservación del medioambiente. Pero también en la fabricación, por eso es importante apostar por técnicas y garantías que ofrezcan no solo una evidencia ante los ojos, sino una visión mucho más allá de compromiso social. La calidad comienza con la propia filosofía de ofrecer siempre lo mejor, luchar por ello y ser consciente del producto que se ofrece. 
Los materiales de la mano de PEFC ayudan a que este objetivo pueda cumplirse. 

Ningun comentario disponible