loading
0

Quiero decorar mi balcón, ¿cómo lo hago?

Una de las particularidades que tiene la decoración es que nos permite expresarnos tal cual somos y sentimos, pero también, nos hace sentir bien, cómodos y relajados. Principalmente, decoramos nuestro hogar o espacios en los que pasamos gran parte de nuestro tiempo, por eso es importante que las paredes que nos rodean nos aporten bienestar y nos hagan sentir emocionalmente -nunca mejor dicho-, como en casa. Cualquier espacio del hogar es indispensable a tener en cuenta, no podemos dejar pasar ningún detalle de ellos.

Seguramente cuando piensas en decorar, las primeras imágenes que te llegan a la cabeza son las de estancias como el salón o el dormitorio, pero ¿y el balcón?, ¿qué pasa con esa zona? Aunque sea de paso, aunque no estemos en él todo el tiempo que nos gustaría, es un espacio muy importante donde podemos relajarnos, disfrutar del aire libre y la luz natural. Si en tu hogar cuentas con uno de ellos, hoy vamos a darte algunas pistas de cómo poder hacerlo para sacarle el máximo partido tanto al espacio como a tu manera de aprovecharlo.

Primero: el espacio.

No te contamos nada nuevo si te decimos que debes tener en cuenta, primero de todo, de cuánto espacio dispones para poder decorar. Las dimensiones son esenciales para intuir qué podemos colocar y de qué manera. La decoración de un balcón pequeño primará por los elementos básicos, sin sobrecargas y haciendo uso de muebles, por ejemplo, de madera.

También hay que considerar la ubicación del propio balcón. No es lo mismo que esté destinado a zonas más internas que externas o por qué parte le da la luz solar.

Segundo: sea como sea, apuesta por las plantas.

Una de las características básicas de los balcones, es que en cualquier medida -más o menos-, cuentan con luz natural. Esto siempre es algo que favorece al crecimiento de las flores y plantas. Además, un balcón decorado con plantas es más que un espacio físico, es un momento que te servirá con el fin de detener tu rutina para cuidarlas. Prestarles atención, dedicarles un instante, aporta beneficios psicológicos que te harán sentir mejor.

Antes de escoger cualquier especie, infórmate de cuáles son las que mejor se adaptan a las condiciones que presenta tu balcón. No todas cuentan con la misma facilidad para exponerse a un tipo de clima, a la luz, etc.

Como idea extra, ¿has pensado en colocar un huerto? Cultivar tus propias especies también es un plus.

Tercero: el suelo.

Seguro que la ilusión de decorar nos hace olvidar algo tan importante como el propio suelo. Este elemento es uno de los encargados de hacer sentir el espacio más o menos acogedor. Solo colocando una alfombra o cambiando el telar que está bajo los pies, hará que tu balcón tome un matiz u otro. Además, hacer uso de diferentes texturas y combinándolas con las propias estaciones del año, aportará un ambiente más cálido o más frío.

Cuarto: cómo no, los muebles.

Si queremos disfrutar de nuestro balcón y que sea un espacio para dedicarnos tiempo a nosotros mismos, por ejemplo para leer, escuchar música, ver una película o trabajar, no podemos pasar por alto la colocación de los muebles y sus calidades. En los balcones, por su disposición en el hogar y estar tan cerca del espacio al aire libre, el material más utilizado para ellos es la madera. Los elementos naturales, como también las paredes simulando piedra, recuerdan que estás cerca de la naturaleza. Además, el balcón puede llegar a ser un sitio de desconexión, por ello se recrean espacios que no sean tan similares como los interiores del hogar.

Si tienes claro para qué vas a darle uso a tu balcón, es muy positivo, ya que ello te permitirá escoger con más precisión los muebles que colocarás en él. En el caso que quieras utilizar el balcón para comer o trabajar, valora que las mesas y los asientos no sean muy bajos. Si por el contrario, sabes que vas a utilizarlo como zona de descanso, coloca sillones que sean menos altos y con materiales que te permitan sentirte muy cómodo.

Quinto: no te olvides de la intimidad.

Tu balcón es una zona externa, por eso toda la decoración debe, además de hacerte sentir bien, contar con unos mínimos de intimidad ya que no es un espacio interno. Las plantas y flores colocadas estratégicamente servirán como elementos que ayudarán a ello. Además, hay otros como mallas y objetos decorativos de mimbre que también te protegerán de cualquier incomodidad.

El balcón es un espacio más de tu hogar al que dedicarle tiempo, además si sabes sacarle el máximo provecho, disfrutarás de una zona que te permitirá relajarte, desconectar de la rutina diaria, tomar un té y compartir una buena charla con los tuyos.

Ningun comentario disponible